Filtración mecánica en una sistema acuapónica

Para la parte de acuicultura en una sistema de acuapónia, la filtración mecánica es posiblemente el aspecto más importante. La filtración mecánica es la separación y eliminación de los desechos de peces sólidos y en suspensión de las peceras.

Es esencial eliminar estos desechos para la salud del sistema de acuapónia, porque las bacterias anaeróbicas liberan gases peligrosos si se dejan descomponer los desechos sólidos dentro de las peceras.

sistema de filtración mecánica y biológica por la acuapónia

Además, los desechos pueden obstruir los sistemas e interrumpir el flujo del agua, causando mal condiciones a las raíces de la planta.

La acuapónia en pequeña escala suele tener una densidad de población menor que los métodos intensivos de SRA para los que se diseñaron originalmente estos filtros mecánicos, pero es esencial cierto nivel de filtración mecánica para que las peceras acuapónias estén sanos, independientemente del tipo de la sistema de acuapónia utilizado.

Hay varios tipos de filtros mecánicos.

El método más simple es una pantalla o filtro situado entre la pecera y el cultivo. Este fino tamiz atrapa los desechos sólidos, y necesita ser enjuagado a menudo. Del mismo modo, el agua que sale de la pecera puede pasar a través de un pequeño recipiente de material particulado, separado del lecho del medio; este recipiente es más fácil de enjuagar periódicamente.

Estos métodos son válidos para algunas sistemas de acuapónia en pequeña escala, pero son insuficientes en sistemas de acuapónia más grandes con más peces en los que la cantidad de desechos sólidos es relevante.

Existen muchos tipos de filtros mecánicos, incluidos:

  • los tanques de sedimentación
  • los clarificadores de flujo radial,
  • los filtros de arena o de perlas
  • los filtros deflectores
FILTRO DE FLUJO RADIAL acuaponico

Cada uno de ellos puede utilizarse según la cantidad de desechos sólidos que deba eliminarse.

En este momento nos centramos en la acuaponía a pequeña escala: por lo tanto, los clarificadores, o separadores mecánicos, son los filtros más apropiados. Los clarificadores, en general, pueden eliminar hasta el 60 por ciento del total de los sólidos extraíbles – utilizando una malla filtrante.

Separadores mecánicos (clarificadores)

Un clarificador es un recipiente dedicado que utiliza las propiedades del agua para separar partículas. Generalmente, el agua que se mueve más lentamente es incapaz de transportar tantas partículas como el agua que fluye más rápido.

Por lo tanto, el clarificador está construido de tal manera que acelera y reduce la velocidad del agua para que las partículas se concentren en el fondo y puedan ser eliminadas. En la mayoría de los separadores mecánicos, el agua de la pecera entra en el clarificador a través de una tubería.

Separadores mecánicos clarificadores acuaponicos

Este tubo se coloca verticalmente dentro del filtro y luego una campana al revés desvía el flujo hacia el fondo, asentando así el sólido transportado en el agua.

La salida del agua del clarificador estará mayormente limpia de sólidos pesados y luego irá al filtro biológico.

Una vez que estos desechos se recogen en el fondo del clarificador, se puede abrir periódicamente un grifo situado en el fondo del recipiente, lo que permite que los desechos sólidos salgan del recipiente.

Los residuos sólidos atrapados y eliminados contienen nutrientes y son muy útiles para los sistemas o para las plantas de jardín en general; la mineralización de los residuos sólidos se discute en nuestro

Una regla general para las sistemas acuaponias de pequeña escala es dimensionar el contenedor separador mecánico para que sea aproximadamente una quinta parte (20%) del volumen de la pecera.

La filtración mecánica preliminar adecuada es especialmente importante para las sistemas de NFT y DWC utilizadas para atrapar y eliminar los residuos sólidos.

filtros del sistemas acuaponicos

Sin este proceso preliminar, los residuos sólidos y en suspensión se acumularán en los tubos y canales de cultivo y obstruirán las superficies de las raíces.

Finalmente, los desechos no filtrados también crearán peligrosos puntos anaeróbicos en el sistema. Estas manchas anaeróbicas pueden albergar bacterias que producen sulfuro de hidrógeno, un gas muy tóxico y letal para los peces, producido por la fermentación de residuos sólidos, que a menudo puede ser detectado como un olor a huevo podrido.

Dos differente tipos de separadores son:

  • SEPARADOR TAMPONADO
  • FILTRO DE FLUJO RADIAL

Filtración biológica de una sistema de acuapónia

La biofiltración es la conversión de amoníaco y nitrito en nitrato por bacterias vivas. La mayoría de los residuos no se pueden filtrar con un filtro mecánico porque los residuos se disuelven directamente en el agua, y el tamaño de estas partículas es demasiado pequeño para ser eliminado mecánicamente.

la filtra biológica de una sistema de acuapónia

Por lo tanto, para procesar estos residuos microscópicos un sistema acuapónia utiliza bacterias microscópicas. La biofiltración es esencial en la acuapónia porque el amoníaco y el nitrito son tóxicos incluso en bajas concentraciones, mientras que las plantas necesitan los nitratos para crecer. En una sistema de  acuapónia, el biofiltro es un componente deliberadamente instalado para albergar la mayoría de las bacterias vivas. Además, el movimiento dinámico del agua dentro del biofiltro descompondrá los sólidos muy finos que no son capturados por el clarificador, lo que evita que se acumulen residuos en las raíces de las plantas en una sistema acuapónico de NFT o DWC.

La biofiltración separada es innecesaria en la técnica de lechos de cultivo porque los lechos de cultivo mismos son biofiltros perfectos.

bombas de agua aquaponia

El biofiltro está diseñado para contener un medio con una gran superficie de agua oxigenada.

El biofiltro se instala entre el filtro mecánico y los contenedores acuapónicos. El volumen mínimo de este biofiltro debe ser al menos el 80% de la pecera. Un medio de biofiltro comúnmente utilizado son las bolas de arcilla, un producto patentado disponible aqui.

Están diseñadas para ser un material biofiltrante ideal, porque son pequeñas, con una forma especial, porosas y ásperas, de modo que tienen una superficie muy grande para su volumen (500-700 m/m»).

La oxigenación en un biofiltro se logra mediante la inundación y el drenaje del pasaje por medio de la acción de una bomba temporizada.

El agua mantendrá la humedad para las bacterias en el biofiltro y cuando el agua salga del contenedor atraerá aire profundamente a la zona de las raíces y a la colonia de bacterias.